0.- Ir al contenido
Logos Hipocampo.org, Inicio Enlace externo a la SEN
Hipocampo.org - Circunvalación del hipocampo
0.- Ir al contenido
Logos Hipocampo.org, Inicio Enlace externo a la SEN
  1. 211 usuarios conectados -
  2. Está usted en:
  3. Inicio >
  4. Rincón del experto >
  5. Membrana de los glóbulos de grasa láctea

Rincón del experto

Membrana de los glóbulos de grasa láctea

¿Pueden ayudar a prevenir el alzhéimer?

Lactancia.

Lactancia materna (Imagen decorativa)

Modificado de mcmurryjulie (Pixabay)

En las últimas décadas, la industria láctea infantil ha dedicado considerables esfuerzos a la investigación con el objetivo de desarrollar una fórmula de leche que se asemeje lo más posible a la leche materna. Esta última es reconocida como la alimentación más eficaz y natural para proporcionar a los bebés todos los elementos esenciales, como nutrientes, factores inmunomoduladores y energía, que son cruciales para un adecuado desarrollo general y del sistema nervioso en particular.

Se destaca que entre el 40 % y el 55 % de la energía suministrada a un lactante alimentado con leche materna proviene de los lípidos. La glándula mamaria produce gotas de grasa envueltas por una membrana de tres capas conocida como «la membrana del glóbulo de grasa de la leche». Esta membrana, contribuyendo al 0.2-2 % de la grasa total de la leche materna, presenta una estructura compleja, compuesta principalmente por fosfolípidos, glicolípidos (lípidos polares), gangliósidos, colesterol y otros lípidos, así como diferentes proteínas, destacando la presencia de lactoferrina y mucinas. Es relevante señalar que los glicolípidos en esta membrana contienen sustancias fundamentales para el desarrollo del sistema nervioso central, intestinal e inmunológico, como fosfatidilcolinas, fosfatidiletanolamina, fosfatidilinositol, fosfatidilserina y esfingomielina.

Ir al comienzo

En las últimas seis décadas, se han llevado a cabo numerosos estudios con el objetivo de comprender a fondo los beneficios asociados a la membrana del glóbulo de grasa láctea, tanto en lactantes como en animales y adultos.

Un estudio reciente evaluó la cognición y el desarrollo neurológico a niños que habían sido alimentados con fórmula infantil de leche de vaca o con una fórmula similar enriquecida con «membrana de glóbulos de grasa de leche + lactoferrina» hasta los 12 meses de edad. Estos niños fueron seguidos y evaluados a la edad de 5.5 años. Los resultados revelaron que los niños que habían recibido la suplementación mostraron un rendimiento cognitivo superior en diversos aspectos, incluyendo medidas de inteligencia y función ejecutiva, obteniendo puntuaciones significativamente más altas en memoria, velocidad de procesamiento y en la escala completa del coeficiente intelectual (consta de 5 dominios específicos, como: comprensión verbal, visuoespacial, razonamiento fluido, memoria de trabajo y velocidad de procesamiento).

Ir al comienzo

Los autores del estudio concluyeron que la fórmula infantil enriquecida con membrana de glóbulo de grasa de leche bovina y lactoferrina bovina, administrada hasta los 12 meses de edad, resultaba en mejores resultados cognitivos en múltiples dominios a los 5.5 años, comparados con la fórmula estándar. Sugieren que esta suplementación durante la infancia puede contribuir a un mejor desarrollo de la estructura cerebral y su funcionamiento. Además, enfatizan la importancia de los «primeros 1000 días», que abarcan la gestación y los dos primeros años de la infancia, ya que representan un período crítico o sensible para el desarrollo de los sistemas neuronales, conductuales y otros sistemas corporales, que pueden reflejar tanto una fase rápida de maduración como una mayor receptividad a las influencias externas.

Experimentos en animales de laboratorio han revelado que el consumo de esta membrana normaliza tanto el epitelio como las criptas intestinales, modula la flora intestinal, reduce el riesgo de infecciones y procesos inflamatorios, y, de manera destacada, favorece el desarrollo cerebral.

Una investigación reciente, realizada en lechones cuyo cerebro presentaba similitudes estructurales con el humano, estudió los efectos de diversas concentraciones de una dieta enriquecida con componentes de la membrana del glóbulo de grasa de la leche. Se observó que, sí bien estas concentraciones no afectaban al volumen cerebral ni a la materia gris y blanca, sí modificaban significativamente la estructura del hipocampo y el cuerpo calloso, estando ambas regiones vinculadas a procesos cognitivos.

Ir al comienzo

En una línea similar, un estudio reciente llevado a cabo en ratas de edad avanzada que recibieron suplementación dietética de un concentrado de la membrana del glóbulo de grasa láctea mostró mejoras en la memoria de trabajo espacial. Aunque no hubo cambios en la memoria espacial de referencia y en la emocional en comparación con el grupo de control, se observó un rendimiento superior en la memoria de trabajo espacial. Este beneficio se atribuyó a una mejora en la canalización de información entre el hipocampo y la corteza prefrontal medial, sugiriendo que este producto podría ser un candidato eficaz para modular procesos cognitivos y mitigar su deterioro.

Este efecto positivo se replicó en una investigación en ratones transgénicos para la enfermedad de Alzheimer, donde la suplementación dietética con concentrado de la membrana del glóbulo de grasa de la leche reguló la expresión del factor neurotrófico derivado del cerebro y de los genes estimuladores del desarrollo neuronal, generando mejoras cognitivas a largo plazo. Además, se observó una respuesta antiinflamatoria relacionada con la producción de beta-amiloide ().

Existen resultados positivos a nivel muscular, de estudios realizados en ratones de edad avanzada que evaluaban el efecto de una dieta suplementada con la membrana del glóbulo de grasa de la leche revelaron combinada con la práctica del ejercicio habitual. Se observó que se minimizaba la pérdida de masa muscular y la disminución de la capacidad de generación de fuerza asociada al envejecimiento. Resultados similares se evidenciaron en ensayos clínicos recientes en humanos, donde la suplementación dietética, cuando se combinó con entrenamiento físico, mejoró la función neuromuscular.

Ir al comienzo

Aunque la investigación sobre la posible prevención o ralentización del deterioro cognitivo y la enfermedad de Alzheimer mediante la suplementación con compuestos que contienen la «membrana del glóbulo de grasa de la leche» es limitada, recientes publicaciones y experiencias personales sugieren mejoras clínicas en aquellos que los consumen. En un estudio llevado a cabo en adultos de 25 a 60 años que recibieron un suplemento de esta membrana o un placebo durante 3 meses, los participantes que tomaron la suplementación mostraron niveles más bajos de estrés. Otro estudio, realizado en adultos mayores de 60 años cognitivamente sanos o con un deterioro cognitivo leve, que consumieron un producto lácteo enriquecido con la mencionada membrana durante 14 semanas, evidenció mejoras en la memoria episódica y la capacidad para recordar eventos pasados. Además, también se observó una mejora en la fluidez fonética en mujeres. Sin embargo, en personas de mayor edad no se identificaron beneficios significativos en la atención, velocidad de procesamiento, habilidades visuoespaciales, fluidez verbal, memoria de trabajo o funciones ejecutivas.

Es importante destacar que la cantidad de estudios disponibles es limitada, y en el ámbito del deterioro cognitivo en personas con enfermedades neurodegenerativas, ninguno abarca periodos prolongados y/o no cuenta con poblaciones lo suficientemente grandes para evaluar exhaustivamente los beneficios y las dosis adecuadas de la suplementación con la membrana del glóbulo de grasa de la leche.

Ir al comienzo

A pesar de estas limitaciones, los pocos estudios existentes sugieren posibles beneficios en funciones cognitivas importantes, como la reducción del estrés, mejora de la atención y de la memoria episódica, entre otras.

Dado que está demostrado que para la edad infantil, estas formulas de leche con suplementación con la membrana del glóbulo de grasa de la leche, mejoran la actividad intestinal y el desarrollo cerebral, sería importante que futuras investigaciones evaluaran estos aspectos en poblaciones de personas de mediana y avanzada edad.

Dr. Secundino López Pousa

Cómo citar esta página:

López Pousa S, Lombardía Fernández C. El rincón del experto: Membrana de los glóbulos de grasa láctea [en línea]. Circunvalación del Hipocampo, mayo 2024 [Consulta: 31 de mayo de 2024]. Disponible en: https://www.hipocampo.org/rincon-del-experto/ExpertCase0058.asp.

Ir al comienzo

Ayúdenos a mejorar

Califique esta página:

Aún sin calificar

Relacionados

Ir al pie
Última actualización de esta página: 15-5-2024.
Todos los contenidos de este sitio web se encuentran bajo una Licencia Internacional de Atribución 4.0 de Creative Commons (CC BY 4.0), salvo donde se indique otra cosa explícitamente.
Sitio web creado por Ricardo de la Vega y Antonio Zambrano
Email de contacto: hipocampo@hipocampo.org
Última actualización en el sitio web: 31 de mayo de 2024
Información sobre cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y los servicios que le ofrecemos. Al clicar en «Aceptar», o si continúa navegando, usted reconoce que ha leído y comprendido nuestra política de privacidad, y que acepta el uso de nuestras cookies.

- Leer la política de privacidad
- Navegadores compatibles